De la fábrica al hogar: claves del estilo industrial

22 Feb De la fábrica al hogar: claves del estilo industrial

De la fábrica al hogar: claves del estilo industrial

En el mundo de la decoración y las tendencias, mucho se está debatiendo sobre el estilo industrial. Tendencia desde hace ya unos años, muchos son los que apuestan por su declive y otros muchos tantos, los que siguen augurando un próspero futuro.  Nosotros, en AlejosForm, somos más de seguir las tendencias con un ojo, y las necesidades de nuestros clientes con el otro. Eso sí, como no podría ser de otra manera, siempre con las mejores propuestas 😉


Por eso hoy os queremos hablar del estilo industrial, un referente dentro y fuera de nuestro país, que lleva tiempo con nosotros y que merece la pena ser comentado. ¿Te atreverás a decorar tu casa usando el estilo industrial?  

Introducción: origen de la decoración

Nueva York, años 50. El alquiler de la gran ciudad es demasiado alto y un gran sector de la población, en especial inmigrantes y artistas, no puede asumir ese gasto. La solución a su problema pasa por una sencilla reforma: el acondicionamiento básico de viviendas en fábricas.

Así nació el estilo industrial que hoy llena los catálogos de decoración y que ocupa el top de los estilos que son tendencia esta nueva temporada, junto al nórdico, el ecléctico o el minimalista. Así pues, aunque lógicamente existen piezas de diseño, acondicionar una vivienda al estilo industrial no es un deseo que resulte excesivamente caro, como podréis ver en las ideas para un estilo industrial que se encuentra al final de este artículo.

Cuatro pilares principales: luz, espacio, estructuras y materiales

Aunque hay muchos detalles que influyen para conseguir un estilo industrial clásico, para poder adaptar nuestro hogar a él hay que tomar como referencia estos cuatro: luz, espacio, estructuras y materiales.

  • LUZ: Es un elemento muy importante en el diseño de interiores y también en el estilo industrial. Parte de su relevancia surge de que este estilo se levanta en edificaciones de grandes ventanales que dejan pasar mucha luz natural.
  • ESPACIO: Diáfano y sin excesivas recargas. La belleza decorativa reside en la naturaleza de los materiales, las estructuras y cómo se combinan con el espacio libre, por lo que el vacío, es un factor a tener en cuenta.
  • ESTRUCTURAS: No hay que tapar tuberías ni pintar o empapelar columnas, al contrario. Las estructuras deben quedar desnudas, dando ese toque fabril hacia el que va dirigido toda la decoración.
  • MATERIALES: Son los protagonistas de este estilo de interiores. Las paredes lucen el ladrillo y el hormigón orgullosas. El metal reviste armarios, lámparas, mesas y sillas y la madera se combina con cualquiera de estos materiales a la perfección.

Colores

El estilo industrial sigue una paleta de tonalidades neutrales, porque los protagonistas son los colores de los propios materiales. Los textiles y demás complementos pueden seleccionarse en tonos blancos, grises, beiges, marrones y negros, y añadir distintas notas de color con algunos más llamativos como el rojo o el azul intenso.

9 accesorios que no pueden faltar en el estilo industrial de tu casa

Aquí tienes nueve fantásticas propuestas para incluir en la decoración de tu casa con las que darle un toque informal e industrial. ¿Se te ocurren nuevas ideas?

  • Letras: Mejor de metal, respetando el color natural o bañado en tonos fuertes como el negro, el rojo o el azul. También pueden ser de metal e incluso con luz para crear ambientes diferentes, atractivos y desenfadados.

  • Lámparas:  Apuesta por flexos para lugares concretos y grandes lámparas metalizadas para la iluminación de los techos. Recuerda que la luz es muy importante en decoración y tienes que iluminar bien todas las habitaciones poniendo especial atención en las zonas dedicadas a actividades que requieran mayor concentración, como el despacho, la cocina o la zona de lectura.

  • Baldas metálicas: En el escritorio, en la estantería y en cada mesilla. Son muy prácticas y muy cómodas. Si eliges una estantería con muchos estantes pequeños podrás dejar a la vista y combinar lo que coloques en ellos.

  • Cuadros y relojes grandes: Las paredes están desnudas y lucen la estructura natural de sus materiales, así que un bonito cuadro que ocupe buena parte de la pared puede quedar muy bien. Apuesta por fotografías y diseños en blanco y negro o relojes con materiales nobles.

  • Portavelas: Puede parecer una tontería en una época en la que gran parte de la gente no podía pagar la luz, los portavelas metálicos de tipo industrial, aportaban no sólo una estética especial al ambiente sino practicidad en el día a día.

  • Taquillas o elementos metálicos donde guardar cosas: Una sugerencia para quienes quieran realmente conseguir un ambiente industrial en su dormitorio o sala de estar pueden optar por sustituir los armarios de siempre por un set de taquillas. Prueba con los mismos colores que las letras métalicas.

  • Isla con banquetas en la cocina: Además de que este mobiliario está de moda por su funcionalidad, su bonita estética y por ser un imprescindible del ‘open concept’, está enmarcado dentro de los básicos de la decoración industrial, por lo que no puede faltar en una gran cocina que se abra al salón y cree una estancia diáfana en la que hacer vida familiar.

  • Material de oficina: Botes de lapiceros, papeleras de metal, archivadores de mesa… Puedes darle un toque industrial a tu zona de estudio o trabajo con elementos muy básicos que puedes encontrar en cualquier tienda de decoración o papelería.

  • Plantas:  Los detalles verdes quedan bien en cualquier estilo de decoraciones de interiores, por lo que no olvides colocar alguna planta que dé un toque fresco a las distintas habitaciones. Puedes combinar maceteros con plantas colgantes y plantas más grandes que puedan colocarse a ras de suelo.

Y si necesitas ayuda y asesoramiento personalizado para amueblar tu hogar, no dudes en venir a vernos. Somos expertos en proyectos individuales ajustándonos a las exigencias y necesidades de cada cliente. ¡¡Te esperamos!!

No hay comentarios

Publica un comentario