Estilo ‘vintage’: Combínalo para que no sature

10 Ago Estilo ‘vintage’: Combínalo para que no sature

Estilo ‘vintage’: Combínalo para que no sature

Entendemos por estilo vintage aquellos muebles y objetos decorativos que tienen más de 40 años. Combina y utiliza estas piezas junto a textiles, accesorios, alfombras, cuadros y otros elementos. Se trata de un estilo que no pasa inadvertido. De hecho, una encuesta reciente entre los usuarios de Houzz ha revelado que al 51% de los encuestados les gusta el vintage combinado con otros estilos, mientras que a un 22% le gusta suavizado. Tan solo a un 18% le satura.


Nosotros desde AlejosForm tenemos estudiado del estilo vintage,  que lo que cansa no es el estilo en sí, sino el abuso que se puede cometer al aplicarlo. Por ello, te proponemos 8 estilos decorativos en los que puede encajar el estilo vintage y así que no te sature. Toma nota y apunta sus nombres.

Origen del término: Vintage

Vintage es un término que proviene del inglés, derivado del francés vendange luego de alteración semántica, gráfica y de pronunciación. Designa un vino destacable por su calidad, en referencia a una cosecha o añada.

La utilización de esta palabra tiene sus orígenes en las bodegas francesas. Estas bodegas utilizaban el término vintage, para referirse a los vinos producto de sus mejores cosechas.

Más tarde, el término vintage derivó para nombrar todo producto antiguo de gran calidad. También se utiliza para denominar aquello que por su historia, significado, influencia o singularidad se ha convertido en objeto de culto e icono para coleccionistas, y especialmente para referirse a la moda y el diseño posteriores al año 1900.

En moda, tendencia y decoración, la palabra vintage se utiliza para referirse a aquellas prendas o accesorios que han sobrevivido al menos veinte años después de su creación, convirtiéndose en un clásico preciado.

Sin embargo, en el mundo de la moda, se viene utilizando vulgarmente para catalogar también artículos nuevos inspirados en los clásicos, que en realidad son de estilo «retro». El estilo «retro» es simplemente la copia del estilo vintage, es decir, recrear objetos que parecen antiguos, pero son de producción moderna.

Estilo Vintage Ecléctico

Sinónimo de mezcla, con toques personales y un poco de osadía. No es un estilo fácil porque requiere de habilidad y experiencia para lograr un equilibrio combinando piezas, muebles, objetos y textiles. Puedes introducir una o dos piezas vintage, siempre y cuando controles que el toque ecléctico no pierda fuerza.

Estilo Vintage Rústico

En este estilo opta por escoger muebles de oficio —mesas de carpintero, balanzas, pesos antiguos, pupitres—. Si tienes una casa de campo o un apartamento en la playa, opta por piezas que se adapten al lugar. Un objeto propio de la montaña no puede quedar muy bien en un piso de playa.

Estilo Vintage Shabby

Si quieres conseguir este estilo, más femenino, opta por los jarrones, relojes y lámparas de techo vintage. Serán la mejor opción. Además, los encajes en colchas, almohadones e incluso en composiciones enmarcadas son apropiados y fáciles de encontrar.

Si no te gusta el shabby tradicional, decántate por piezas poco recargadas como cabeceros metálicos en lugar de madera tallada, por ejemplo. Debes saber que las piezas de forja o hierro aportan ligereza y encanto. Ejemplo de ello lo encontramos en las jaulas con flores que tantas veces has visto.

Estilo Vintage Retro

A este estilo le van los escritorios vintage y piezas de los años 50 y 60, combinadas con otras nuevas —tanto retro como modernas—, dependiendo si quieres crear un ambiente retro o más cosmopolita. Un sofá puede ser el protagonista, aunque también puede serlo un aparador o una silla vintage.

Estilo Vintage Industrial 

El estilo vintage le sienta fenomenal. La madera, el hierro, los acabados naturales y envejecidos, junto a las paredes de cemento o ladrillo visto, son sus elementos decorativos estrella. Coloca muebles de oficio como mesas, barras de bar o banquetas y decora las paredes con relojes de fábrica, láminas o cuadros de los años 20 a 50. Rompe la composición añadiendo algún elemento moderno o de colores vivos.

Estilo Vintage Romántico

Estilo floral por todos los sitios. Papeles pintados con motivos florales y colores claros —verdes y rosas—. Armonizarán con algún mueble que obtengas de herencia. Si quieres añadir un toque extra, rediseña o actualiza una pieza con pintura, nuevos herrajes o pomos. Por otro lado, las lámparas, apliques o pantallas enteladas pueden poner un punto más suave.

Estilo Vintage Coast

Una silla Adirondack original, la Acapulco, incluso la Butterfly, y mesas de centro de maderas recicladas aportará un que americano. O, si lo prefieres, atrévete con unas tumbonas de playa de los años 20 y 30. Puedes recurrir también a cuadros hechos con carteles de la época, telas luminosas y objetos relacionados con el mar.

Estilo Vintage Nórdico

Espacios blancos, luminosos, en los que la madera es protagonista. Son el marco perfecto para colocar mesas vintage —tanto rústicas como elegidas entre piezas de los años 50 y 60—, lámparas, banquetas, sillas o sofás.

Y es que, sea el estilo que sea tu casa, o el que le quieras dar… En AlejosForm los conocemos todos y los tenemos todos. 

Si buscas muebles, decoración y un asesoramiento integral para tu hogar, entonces, tienes que venir a conocernos.

¡¡Nuestra tienda de muebles en Calanda, te sorprenderá!!

 

1Comentario
  • tapizado de sillas en Madrid
    Publicado a las 15:16h, 30 enero Responder

    A mi el que más me gusta es el estilo rústico. Además, es muy fácil de conseguir ya que basta con desgastar la pintura. Además, combina genial con muebles reciclados.

Publica un comentario