Estilo effortless chic

09 Ene Estilo effortless chic

ESTILO EFFORTLESS-CHIC

Si hace unas semanas nos atrevíamos con el estilo natural-chic, una tendencia decorativa fresca y floral, hoy os damos las ideas de cómo decorar tu hogar con un estilo también muy precioso y sencillo: el estilo effortless-chic.

El estilo effortless-chic ha llegado para quedarse. Es una tendencia decorativa que ha sido bautizada como la decoración sin esfuerzo. Tiene que parecer que tu casa ha sido decorada al azar, por casualidad, pero en realidad no es así…

Proveniente del mundo de la moda, habla de una belleza natural. Como las chicas que lucen un aspecto precioso sin parecer que han estado horas frente al espejo, tu casa tiene que aparentar una elegancia innata. Por supuesto, detrás hay un trabajo de interiorismo brutal. Esa es la clave. ¿Te atreves a ponerlo en práctica? Hoy en nuestro blog te desvelamos todos los secretos. ¡Vamos a por ello!

Un rollo muy ‘casual’

Lo ‘casual’ es tendencia en casi todo, y por supuesto también en la decoración. El estilo effortless-chic bebe de su poder decorativo. En él, los muebles sencillos son estrella. No hay que sobrecargar, todo lo contrario, hay que dejar únicamente lo útil y necesario. Hay que conseguir que, casi sin querer, todos los elementos decorativos monten un puzzle estético, cálido y confortable.

En resumen, tienes que huir de los ostentoso y apostar por la sencillez decorativa.

Sí al blanco

Todos los estilos tienen un color y en el estilo effortless chic este sin duda es el blanco. Es el color de la limpieza, el que te permite trastear con el resto de las tonalidades para generar un ambiente muy armónico, decorativamente hablando. Pega a las mil maravillas con los tonos claros, pero los oscuros tampoco tienen denegada la entrada. ¿Y es que no lucen unas paredes blancas con toques de madera o cristal dorado? Nosotros lo tenemos claro.

Apuesta por las mezclas

Ser creativo es fundamental para conseguir el estilo effortless-chic. No entiende de muchas normas, tan solo atiende a una: que el espacio sea sereno y relajado.

Un mueble antiguo con una lámpara actual, una silla en vez de un sillón como un rincón de lectura. Muchas son las ideas para conseguir este estilo.

Lo fundamental es atreverse a combinar texturas, colores y estilos. No tengas ningún miedo. Tienes la ventaja de que admite desde piezas clásicas a otras más vintages o retro. Se trata de buscar el equilibrio sin dejar de imaginar.

Juega con los textiles

Esta belleza, de apariencia innata, no se puede conseguir si no juegas con las texturas. La monotonía del blanco se puede romper con cojines, mantas suaves, cortinas o sofás de terciopelo. Todo un mundo de posibilidades está a tu alcance, pero recuerda: que no se note que le has dado mucho al coco…

Los accesorios, imprescindibles

El estilo effortless-chic atiende muchísimo a los detalles. Hay que ser diferente sin desentonar. Una tendencia que está triunfando últimamente es colocar las fotografías en el suelo. Nada de paredes, solo el suelo. Transmitirá un efecto rompedor y desenfadado a la vez que crearás espacios muy divertidos y originales.

Por supuesto, en este estilo no faltan los jarrones. Colócalos en sitios que, en principio no peguen. Si eres capaz de generar un ambiente sorprendente con ellos, enhorabuena, vas por el buen camino.

Un no a lo recargado

Su eslogan: menos es más. Su secreto: saber cómo destacar sin saturar. Es fundamental que consigas diseños rompedores sin seguir ningún patrón decorativo ni recargando. Lo estético está en tu personalidad, y solo tú eres serás capaz de conseguir decorar con tus imperfecciones perfectamente.

Puede parecer un rompecabezas, pero te aseguramos que con estos trucos estás listo pare decorar con el estilo effortless-chic. Pero por si acaso se te ha quedado algo en el tintero, solo tienes que venir a visitarnos. Somos tu tienda de muebles en Calanda y alrededores.

¡Te esperamos!

Fuente de las imágenes: Pinterest

No hay comentarios

Publica un comentario