Un nuevo espacio social en casa: las cocinas de 2017

08 Feb Un nuevo espacio social en casa: las cocinas de 2017

Un nuevo espacio social en casa: las cocinas de 2017

Lejos quedan las puertas cerradas en las cocinas de esta temporada. De hecho, quedan prohibidos hasta los muros. A la imagen de la familia reunida en torno al sofá le ha salido competencia: una merienda en torno a una isla blanca con encimeras en mármol, una tarde de sabores sobre una bandeja de cobre o una deliciosa receta preparada con mimo entre todos en una sala amplia y bien iluminada.

Las cocinas del 2017 son para disfrutarlas y enseñarlas con orgullo. Son diáfanas, luminosas y por supuesto funcionales, pensadas para convertirlas en un espacio social donde cocinar sea un auténtico placer.

Un espacio abierto

Ni muros, ni tabiques, ni puertas, ni biombos. El objetivo es aprovechar el espacio y la luz al máximo para que esta habitación se convierta en un lugar de la casa más donde estar, independientemente de si  estamos preparando o no la comida. Por ello una de las tendencias más exitosas de la temporada son las islas centrales, donde se puede cocinar, comer y disfrutar de un tentempié y una buena conversación.

Bien es cierto que el propio edificio impone una infraestructura contra la que quizás no se pueda luchar, pero también para eso existe solución: convertir el salón, la cocina y el comedor en una única estancia. Esta disposición ofrece muchas ventajas, entre ellas, ganar puntos de luz, amplitud y ligereza, además de eliminar las barreras en la zona central del hogar.

Estilos

De la sobriedad del aire industrial al diseño ecléctico pasando por la pureza del blanco nórdico. Y todos ellos apuestan por los matices de los materiales sin tratar, combinados con gamas de colores suaves y con negro, una apuesta también de este año que, sin duda, define la elegancia.

Industrial. Vigas al descubierto, paredes de ladrillo y acero al natural. El estilo industrial busca la belleza en el color de los materiales y los tonos oscuros, gamas de grises que combinan a la perfección con algún detalle en colores más llamativos como el rojo o el amarillo.

Ecléctica. Este estilo es para quienes encuentran la armonía en las diferencias. Estampados por en suelos, paredes y cojines, metales por aquí y madera por allí, junto al vidrio; sillas de todas las formas, texturas, materiales y colores y lo mismo puede suceder con las lámparas. El aire ecléctico es perfecto para quien quiera un espacio muy personal.

Nórdica. El estilo nórdico es sinónimo del blanco. La luz es la protagonista en este ambiente y no hay un color que la refleje mejor. Suele combinarse con madera de colores claros y también con tonos metálicos, como el cobre, el dorado o el plateado.

Materiales y colores

En la variedad y la naturalidad está la tendencia. Se llevan la madera sin tratar, orgullosa de sus vetas; el acero inoxidable, resistente y duradero; vuelve el mármol, en todas sus tonalidades; y entran en el juego metales muy brillantes, como el cobre, reinventado como elemento decorativo; y otros en tonos dorados y plateados que aportarán ligereza al entorno.

Respecto a los colores la paleta se decanta por los tonos suaves y claros, como los tonos cremas, los crudos, arenas y colores pastel. Por supuesto, el blanco sigue siendo protagonista en muchas de las cocinas, sin embargo ha entrado con fuerza el negro, en especial para  y ni siquiera con necesidad de ser combinado con su antagonista salvo con pequeños detalles como la vajilla, aportando un toque muy sofisticado.

Almacenaje

La preocupación por el diseño no hace que nadie se olvide de la funcionalidad. Como se ha venido haciendo de un tiempo a esta parte, en el ámbito culinario se cuida mucho la distribución y el orden. La cocina es una actividad que requiere de muchos y muy variados instrumentos, por lo que necesita a su vez un espacio con posibilidad de almacenaje.

Plantas, luces y alfombras

El 2017 también continúa la tradición que se ha prolongado estos últimos años con una mayor concienciación sobre la importancia de cuidar el medioambiente y esto también se ve reflejado en el diseño. No solo la apreciación de los materiales en su estado natural es la prueba de ello, también las cocinas cuentan con espacios destinados al reciclaje y se busca una ambientación más natural a base de plantas tanto decorativas como funcionales en el día a día, como son las especias y las aromáticas en la cocina.

La luz natural también se valora mucho, por eso se apuesta por grandes ventanas y menos cortinas, focos de luz a lo largo de la estancia y también dirigidos a las zonas de trabajo, una idea que se ve sobre todo en las islas, sobre las que a menudo cuelgan focos de los diseños más diversos.

Y por último, un elemento que parecía casado con el salón o los dormitorios pero ha llegado hasta la cocina: las alfombras. ¿Por qué no?

Suaves y monocromáticas, duras y coloridas o incluso de bambú. Las alfombras son un elemento decorativo cada vez más recurrente sobre todo en cocinas abiertas a otras zonas de la casa, como el comedor o el salón y que ofrecen un toque personal a una estancia cada vez más comunitaria.

Y si quieres saber más de cocinas, de tendencias, de decoración, de muebles… sólo tienes que venir a visitarnos, y estaremos encantados de poder ayudarte. Si realmente te gusta el mundo del mueble y la decoración, te recomendamos que estés atento a nuestro blog

 

¡¡Te esperamos en AlejosForm!! Tu tienda de muebles en Calanda

No hay comentarios

Publica un comentario